Novedades:
  • ¿UNA PATINETA VOLADORA? TAL VEZ EN EL FUTURO La película sobre Marty McFly, un adolescente que viaja desde el ... Leer más...
  • PRÓXIMA MISIÓN DE LA NASA NO GUSTA A CIENTÍFICOS ¿CAPTURAR UN ASTEROIDE? La misión ARM (Asteroid Redirect M... Leer más...
  • BMW GINA Light Visionary Model El GINA Light Visionary Model es un prototipo con el que BMW quiere mostrar las ... Leer más...
  • UN ENIGMA RESUELTO MÁS DE GOOGLE MAPS 16° 51' 53.748 " N 11° 57' 13.362" E son las coordenadas exactas (como se ... Leer más...
  • JIBO: EL ROBOT SOCIAL QUE SERÁ PARTE DE TU FAMILIA Jibo es un robot de escritorio. Mediante reconocimiento facial y... Leer más...
     
Imprimir E-mail
Sábado, 01 de Noviembre de 2014 00:00

PRÓXIMA MISIÓN DE LA NASA NO GUSTA A CIENTÍFICOS ¿CAPTURAR UN ASTEROIDE?

La misión ARM (Asteroid Redirect Mission), que es como se denomina, ha sido muy criticada recientemente durante el último congreso del SBAG, un grupo creado para discutir las mejores estrategias en el estudio de cuerpos menores del Sistema Solar que cuenta con el apoyo de la NASA. En junio de 2019 o 2020 una sonda automática despegaría mediante un cohete Atlas V o Delta IV Heavy rumbo a un asteroide cercano. Usando propulsión solar eléctrica con motores iónicos o de plasma, la sonda alcanzaría el asteroide elegido, de no más de diez metros de diámetro, y lo atraparía con una bolsa inflable.

La sonda regresaría para situarse en una órbita de halo en el punto de Lagrange L2 del sistema Tierra-Luna. Con la carga útil cerca de casa, una nave Orión con dos astronautas sería lanzada mediante un cohete SLS en la misión EM-3 o EM-4 (Exploration Mission) no antes de 2024 y se encontraría con la sonda. Tras acoplarse con ella, la tripulación llevaría a cabo dos paseos espaciales de cuatro horas cada uno para abrir la bolsa y recoger varios kilogramos de muestras antes de volver a casa. La NASA ya ha efectuado varias simulaciones bajo el agua para comprobar la viabilidad de estas actividades extravehiculares (EVAs).

El principal escollo al que se enfrenta la NASA tiene que ver con la falta de asteroides cercanos conocidos que posean la órbita y el tamaño adecuados.

En vez de capturar un asteroide entero, ¿por qué no traer una roca de gran tamaño? Desgraciadamente tampoco hay una enorme cantidad de asteroides conocidos que puedan tener grandes rocas en su superficie y que se adapten a los requisitos de la misión.

La sonda robótica para capturar un asteroide saldría por 1250 millones de dólares. El precio de la misión tripulada sería mucho mayor. Los científicos piensan que se podría construir una misión puramente automática a un precio mucho menor. Además creen que es una excusa para llevar a cabo una misión que es vista por muchos como una simple excusa para justificar la existencia del SLS y la nave Orión.

 

 
Imprimir E-mail
Sábado, 01 de Noviembre de 2014 00:00

¿UNA PATINETA VOLADORA? TAL VEZ EN EL FUTURO

La película sobre Marty McFly, un adolescente que viaja desde el año 1985 hasta el 21 de octubre de 2015, y usa una patineta que flota para escapar de una banda de matones, tenía elementos futuristas, como automóviles que volaban y zapatos que se ataban solos, pero ninguno influyó tanto en la imaginación como la patineta voladora. Durante los últimos 25 años, los mecánicos en los garajes, así como los profesores de física y los más reconocidos ingenieros de Google han estado intentando fabricar una.

El norte de California, Greg y Jill Henderson están trabajando en su más reciente esfuerzo. Hace poco tiempo, durante la visita de un periodista, la pareja le permitió pararse encima de una ruidosa patineta magnética que puede flotar por encima de una superficie de cobre.

La patineta planea aproximadamente una pulgada por encima del suelo. Pero cuando el visitante, de 86 kilogramos, se paró sobre la tabla de 45 kilogramos, una leve presión fue suficiente para hacerla girar por la habitación sobre un almohadón de aire.

Los Henderson han invertido los ahorros de toda su vida en tecnología para planear y esperan crear nuevas industrias basadas en esta ciencia.

Bob Gale, quien escribió la trilogía Volver al futuro, explicó que, en su imaginación, la patineta flota sobre un campo magnético similar al de los trenes de levitación magnética.

Esto ha sido extremadamente difícil, principalmente debido a algo llamado teorema de Earnshaw, el cual establece, en pocas palabras, que los imanes que se repelen son difíciles de equilibrar. Una manera de hacerlo es usar una vía que mantenga la patineta magnética en su lugar pero, ¿qué patineta que se precie de tal quiere estar limitada a una vía?

Henderson se enamoró de esta tecnología de levitación en 1989. Su inspiración no fue Volver al futuro sino el terremoto de Loma Prieta. Su idea fue que si se podía hacer flotar a los edificios, entonces se podría construir ciudades para soportar mejor los terremotos.

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 75

Publicidad

Grupo Maderal